Abraham

Quiromasajista especializado en el masaje Californiano, masaje Tailandés y Reflexología podal. Formado en la escuela Quirosoma de Valencia, escuela Instituto de terapias alternativas Antonio Espejo y escuela de masaje californiano de Barcelona, Insala

 

“La escucha, la velocidad, la presencia, el tacto… son cualidades de este tipo de trabajo corporal que me tiene fascinado”

Desde hace mucho tiempo atrás, he sentido una sensación de ayudar a las personas y algo me decía que podía ayudarles. Disfrutaba de que mis conversaciones con amigos y allegados sobre temas tabú adquirían una cierta profundidad. Era muy frecuente que la gente confiara en mí y me pedía consejos y acompañamiento. Además de esa facilidad psicológica desarrollé una especial sensibilidad en el tacto, mi abuelo y mi madre eran testigos de este pequeño don que tímidamente se me iba manifestando, porque ya le hacía masajes en pies y piernas. Desde siempre me han atraído las terapias alternativas. A los 18 años empecé a introducir hábitos saludables como la alimentación vegetariana y lectura de libros relacionados con la salud y una vida más coherente y consciente. El primer encuentro con la terapia manual lo hice a través de la reflexología podal, me formé en la escuela Quirosoma en Valencia , mi ciudad natal y quedé realmente sorprendido como pueden verse reflejadas todas las partes del cuerpo en la planta de los pies y en el pie en general. Mi inquietud por conocer otras técnicas de masajes me llevó, años más tarde , a interesarme por el masaje Tailandes. Después de varios seminarios tuve que dejarlo por incompatibilidad horaria con otro trabajo que desempeñaba por aquel entonces. Un año más tarde me formé como Quiromasajista en la escuela Instituto de terapias alternativas Antonio Espejo en Barcelona( ciudad donde resido en la actualidad). Agradezco de esta formación los conocimientos de anatomía y la resolución de patologías. Mi curiosidad y mi forma de sentir el masaje hizo que me topara con el Masaje Californiano donde el masaje adquirió una dimensión más holística y profunda. La escucha, la velocidad, la presencia ,el tacto…son cualidades de este tipo de trabajo corporal que particularmente me tiene fascinado. He recibido la formación en la escuela de masaje californiano de Barcelona, Insala. Un año más tarde, la curiosidad me llevó a descubrir la osteopatía craneosacral. Doy gracias a todos estos conocimientos y a las personas con las que he recibido formación por lo que soy y puedo transmitir en cada sesión y en el acompañamiento terapéutico.

Más información: Masaje Californiano 60′, 90′, 120′