¿Qué es el Yoga?

Yoga en tiempos modernos

 

En nuestros tiempos popularmente entendemos por “yoga” a un sistema elaborado de ejercicios psico-físicos que revitalizan nuestro cuerpo y calman nuestra mente. Una disciplina que gana adeptos cada día que pasa dado a los múltiples beneficios que su práctica ha brindado a millones de personas en todo el mundo, pues entre otras cosas ayuda a ganar flexibilidad, tonificar los músculos, oxigenar las células, lidiar con el estrés y la ansiedad, favorecer la circulación, mejorar la postura corporal, la concentración de nuestra mente, la coordinación de nuestro cuerpo, e incluso revitalizar nuestros órganos internos.

Mediante la adaptación y la especialización de dichos ejercicios, durante estos tiempos modernos, han surgido muchas variantes modernas de yoga físico como el ashtanga, vinyasa, kundalini, anusara, rocket, bikram, iyengar, yin, power yoga, acroyoga, aeroyoga, yoga para niños o embarazadas, entre otros. Disciplinas que pueden parecer muy diferentes entre sí, pero todas tienen en común que están basadas en los principios del Hatha Yoga, que tal vez sería el más indicado yoga para principiantes.

El Hatha o yoga físico es una práctica ancestral usada por los yoguis, los antiguos místicos y eremitas de la India, que incluye ejercicios físicos de posturas corporales (asanas), llaves energéticas (bandhas), gestos psíquicos (mudras), ejercicios de respiración (pranayamas) con el fin de purificar el cuerpo-mente preparándolos para la práctica de la meditación (dhyana), con el objetivo de realizar la superconsciencia (samadhi). Antiguamente transmitidos oralmente de maestro a discípulo perduraron a través de los siglos hasta llegar al s.VI de nuestra era, cuando fueron sistematizados y puestos por escrito por la escuela Nath. Éste sería el precursor del yoga físico que ampliamente conocemos hoy en día y la base de los ejercicios que con un nombre u otro son practicados por millones de personas alrededor del planeta aportando múltiples beneficios para la vida cotidiana de las personas, tales cómo:

 

Beneficios del Yoga para la vida cotidiana:

 

🕉 Fuerza: la práctica de las posturas (asanas) tonifica y fortalece los músculos del cuerpo.

🕉 Flexibilidad: la práctica regular de los estiramientos del yoga ayuda a ganar y mantener la elasticidad.

🕉 Resistencia: incrementa la capacidad de esfuerzo y aguante.

🕉 Postura: al ganar flexibilidad y tonificar los músculos se recupera la postura natural del cuerpo

🕉 Circulación: los ejercicios del yoga aumentan la capacidad cardiovascular y mejoran la circulación sanguínea.

🕉 Bienestar: el equilibrio del cuerpo y la mente ayuda a que nuestra percepción de la realidad sea más agradable

🕉 Energía: al ejercitar nuestro cuerpo mediante estas técnicas mejora los flujos energéticos de nuestro cuerpo y aumenta la vitalidad.

🕉 Concentración: la práctica consciente de las posturas con atención plena enseña a nuestra mente a enfocarse en una determinada tarea.

🕉 Estabilidad emocional: nos vuelve más conscientes y atentos a nuestros estados mentales cambiantes y nos previene de alteraciones indeseables y aumenta la autoestima.

🕉 Descanso: la práctica consciente del yoga nos aporta un mayor descanso durante la noche y en menos horas de sueño.

🕉 Paz: el equilibrio entre el cuerpo y la mente nos aporta un estado de paz y plenitud.

 

Pero… ¿qué significa realmente la palabra yoga y cuales són sus orígenes?

 

El término yoga proviene del sánscrito (en devanagari, योग) y procede del verbo yuj, cuyo significado literal es unir.

En un sentido clásico, para la tradición del Sanatana Dharma o hinduismo, la palabra yoga significa unión, en referencia a la unión del individuo con el cosmos. Se comprende por tanto como “yoga” a la consumación de la unión entre el ser individual (Jiva) y el ser cósmico o el absoluto (Atman), alcanzando el control del consciente y el inconsciente, llegando a experimentar el supraconsciente, la Realidad Última o iluminación.

Asimismo, también se le denomina “yoga” al conjunto de las diversas técnicas y métodos de perfeccionamiento del ser humano a nivel físico, mental y espiritual que tienen como finalidad última dicha realización de la unión con el absoluto.

El yoga no pertenece a ninguna religión o filosofía u organización, aunque muchas de ellas han usado sus prácticas. El yoga es un camino de experiencia personal hacia la autorealización.

 

“A los Vedas, los Tantras y los Puranas, y a todas las sagradas Escrituras del mundo, se las ha profanado en cierto modo (igual que queda contaminada la comida que sale de la boca): porque las bocas humanas las han  repetido constantemente y las han exhibido. Pero el Brahmán (o Absoluto) nunca ha quedado profanado,  porque nadie ha sido capaz de expresarlo con el habla humana.” (Ramakrishna – Dichos y Sentencias 27

 

Los orígenes del Yoga y los textos conocidos

 

Resulta imposible definir una fecha para la aparición de esta cultura milenaria, pues ya fue mencionada en los Vedas, consideradas las escrituras más antiguas del mundo, aunque parece evidente que su origen se remonta al de la humanidad, si se entiende como actitud personal de búsqueda y desarrollo interno, presente en el hombre desde que tiene razón.

Su evolución se debe a los sabios y místicos de la antigüedad, que pasaron las enseñanzas de maestro a discípulo formando una cadena (parampara) llegando hasta nuestros tiempos. Con el tiempo parte de las enseñanzas han sido transcritas, aunque una parte sigue permaneciendo oculta, siendo transmitida únicamente entrando en contacto con un maestro.

Los Vedas (Rig-veda y Atharva-veda) mencionan el yoga por primera vez, pero no es hasta los Upanishads, textos védicos que sirvieron de base para la filosofía vedanta, cuando adquiere una forma definida, haciendo hincapié en que el Ser no puede realizarse fuera de uno mismo, sino indagando en nuestro interior más profundo. Otros textos clásicos que mencionan algunos aspectos del yoga són: Mahabharata, Ramayana y Yoga Vashishta. En los Yoga-Sutras de Patanjali (s.III a.c.), se sistematiza por primera vez el Raja Yoga (yoga mental). Posteriormente surgieron muchos otros textos de los cuales podemos destacar el Hatha Yoga Pradipika (yoga físico), Goraksha Samhita y Gheranda Samhita.

 

Las cinco sendas del Yoga

 

Originalmente se diferenciaron cinco sendas o tipos de práctica principales.

  • Karma Yoga: la senda de la acción
  • Bhakti Yoga: la senda del amor y la devoción
  • Jnana Yoga: la senda del discernimiento y la indagación
  • Raja Yoga: el yoga mental o la senda de la introspección
  • Hatha Yoga: la senda del equilibrio y la armonía del cuerpo-mente

Pero el yoga en sí es uno así que lo más acertado sería verlas como diversas prácticas o actitudes que se complementan entre sí para alcanzar el mismo objetivo, priorizando uno u otra dependiendo del individuo y la situación. Esta práctica combinada se conoce como yoga integral. En definitiva, aunque un practicante esté establecido en alguna de las sendas el resto acaban integrándose de forma natural como consecuencia de su proceso de maduración.

 

“A los Vedas, los Tantras y los Puranas, y a todas las sagradas Escrituras del mundo, se las ha profanado en cierto modo (igual que queda contaminada la comida que sale de la boca): porque las bocas humanas las han  repetido constantemente y las han exhibido. Pero el Brahmán (o Absoluto) nunca ha quedado profanado,  porque nadie ha sido capaz de expresarlo con el habla humana.” (Ramakrishna – Dichos y Sentencias 27