YOGA

El tantra y el yoga físico (hatha yoga)

El tantra es un movimiento religioso que se inició en la India en torno al siglo v d.C. y que influyó en todas las religiones indias. La espiritualidad tántrica pretende, como toda la espiritualidad india, trascender la Naturaleza, ir más allá de ella; pero su peculiaridad es que intenta lograrlo apoyándose en todos los aspectos de la realidad natural, en especial aquéllos menos empleados por las otras formas de espiritualidad, como la imaginación, el cuerpo, el deseo, la sexualidad… incluso la transgresión ritual de las normas convencionales. Los yogas tántricos aspiran a lograr la absorción en la Conciencia universal (Shiva) despertando la Energía universal (Kundalinî shâkti), latente en el cuerpo sutil, y experimentando la identidad de ésta con Shiva; es decir: experimentando que la Naturaleza entera es divina.

El hatha yoga es un yoga tántrico que aspira a la purificación de los cuerpos físico y sutil y al despertar de kundalinî mediante técnicas de limpieza, posturas corporales, contracciones musculares, ejercicios respiratorios y mentales. Es la forma de yoga más conocida en Occidente porque muchas de sus técnicas se practican, al margen de su finalidad espiritual, por ser beneficiosas para la salud física y mental

EL YOGA: ESENCIA Y FORMAS Javier Ruiz Calderón

Recomendaciones para la Práctica de Yoga:

Traer ropa cómoda y liviana.

La práctica se realiza en respetuoso silencio desde su comienzo hasta su fin.

Por favor, apaga tu teléfono previo a comenzar la clase sin falta.

Llegar 5 – 10 minutos antes del horario de comienzo de la clase.

Evitar comer de 2 a 3 horas antes y 30 minutos después.

Tomar una buena cantidad de Agua previo a la clase y hasta 30 minutos antes, y 30 minutos después de la misma.

Practicar SAUCHA – la higiene personal es una parte fundamental de todo practicante de Yoga, asegúrate tanto de que tu cuerpo y tus elementos estén limpios e higienizados regularmente.

Para la clase sólo debes traer una toalla pequeña. También puedes traer y dejar tu esterilla en el centro.
Practicar AHIMSA – “La no violencia”. No fuerces tu cuerpo, práctica con suavidad, respetando el límite de cada uno. Evita el espíritu de comparación y competición con los demás y con ti mismo. Entra y sale de las posturas lentamente, observando todos los músculos que se van contrayendo y los que se relajan a medida que realizas el ejercicio. Una práctica consiente.

Quitarse joyas, relojes, etc. antes de empezar la práctica.

No bañarse inmediatamente una vez finalizada la clase, esperar una a dos horas.

Respira sólo por la nariz y nunca por la boca.

Om Namah Shivaya

ॐ नमः शिवाय

Anita Milbreta, fundadora y directora del Espacio Creativo para el Bienestar de tu Esencia JARDÍN DE HARA (Barcelona) dónde, desde 2012, dirige las clases de yoga e imparte los conocimientos védicos (Yoga, Mantras, Tantra, Váshtu y Shankya Shastras y Ayurvéda) según las enseñanzas pertenecientes a Sanatana Dharma, que practica desde hace ya 20 años. También comparte sus conocimientos sobre alimentación ayurvédica en cursos y talleres sobre el uso y manejo de los alimentos en la cocina diaria de forma terapéutica promoviendo un estilo de vida saludable y consciente.